28 mar. 2017

Mis curvas

Obesidad: ¿Qué es? ¿cómo se mide?

Foto: https://twitter.com/Cristob_Morales
Según la OMS, el sobrepeso y la obesidad se definen como la acumulación anormal o excesiva de grasa que puede resultar perjudicial para la salud. Es importante señalar de qué habla esta definición, la obesidad no es exceso de peso, sino exceso de grasa. Si bien es cierto que muchas veces ambos vales van unidos no siempre se tratan de la misma forma. Es por esto que perder peso a veces no significa perder grasa y no resuelve el problema.
En un reciente congreso de la SEEDO (Sociedad Española para el Estudio de la Obesidad) se ha tratado la manera en la que se miden los índices de obesidad en un paciente, concluyendo que existen en la actualidad medios a nuestro alcance para incorporar valores de porcentaje de grasa que serían más fiables a la hora de tomar decisiones. Puedes leer más sobre el tema en este artículo de prensa.

Otras definiciones [1]  hablan de la obesidad relacionada con el valor esperado de peso comparando este con la talla, el sexo y la edad. En este caso se necesitan tablas que permitan establecer estas comparaciones y puntos de corte que señalen entre qué valores están los individuos "sanos".

[1] 1.ª Conferencia de Prevención y Promoción de la Salud en la Práctica Clínica en España. Prevención de la obesidad infantil y juvenil. MSSI. 2007. "La obesidad se define, desde un punto de vista teórico, como un exceso de la grasa del organismo en relación al valor esperado según el sexo, la talla y la edad. ... El criterio más exacto para el diagnóstico de obesidad es la determinación del porcentaje de grasa que contiene el organismo y la cuantificación de su exceso en relación con el valor esperado según el sexo, la talla y la edad."
https://www.msssi.gob.es/profesionales/saludPublica/prevPromocion/docs/PrevencionObesidad.pdf

I-Indicadores de obesidad: IMC

Uno de los indicadores más comunes para la valoración de la obesidad es el índice de masa corporal (IMC). Se calcula dividiendo el peso en kg entre la estatura en metros al cuadrado.
En el caso de los adultos, valores entre dieciocho con cinco y veinticinco se consideran normales (OMS adultos).
Para los niños no se puede aplicar de modo directo, es preciso hacer cambios en la escala de valores e introducir variaciones teniendo en cuenta la edad y el sexo (OMS infantil).
En este proyecto hemos elaborado una regla de cálculo que permite identificar el valor del IMC y asociarlo a la escala de la OMS para adultos. Existen reglas similares pero en formato circular, nosotros hemos hecho un nuevo modelo rectangular calibrado y preciso.
[2] Decarga la regla en este enlace
Ejemplo de uso de la regla de cálculo.

II-Indicadores de obesidad: percentiles.

Un percentil  es una medida de posición que indica en qué lugar se encuentra un dato respecto a los demás dentro de una muestra ordenada y dividida en cien partes.
El hecho de situar un dato antropométrico dentro de una tabla de percentiles es un indicador de la posición pero no de su valía, para interpretar el resultado precisamos una escala que relacione esta posición con el objeto del estudio. Por ejemplo, si mi peso se sitúa en un percentil setenta y cinco, ¿tengo sobrepeso? ¿a partir de qué percentil se considera que hay riesgo de obesidad?
No hay una única tabla de percentiles ni tampoco una única escala para magnitudes corporales, en el caso de niños y adolescentes los cambios corporales son más rápidos y significativos que en un adulto y eso complica más la elección, por ello es importante seleccionar las que tengan más aceptación en la comunidad científica. En la actividad que relatamos más abjao hemos utilizado las tablas de crecimiento de la fundación Orbegozo.
Una muestra de cómo se usan las tablas de percentiles del IMC puede verse en esta imagen extraída de la web del CDC (Centro de Control de Enfermedades de EEUU) https://www.cdc.gov/
Ejemplo de cálculo con una tabla www.cdc.gov/
https://www.cdc.gov/healthyweight/spanish/assessing/bmi/childrens_bmi/acerca_indice_masa_corporal_ninos_adolescentes.html

III-Indicadores de obesidad: porcentaje de grasa corporal.


En una entrada anterior (Composición corporal por impedancia bioeléctrica) explicamos cómo funciona una báscula de impedancia.

El peso (kg) y el porcentaje de grasa corporal (%GC) se determinaron mediante la balanza digital OMRON con dispositivo de impedancia bioeléctrica HBF-511, con electrodos en manos y pies, siguiendo las instrucciones que marcan respecto de la hora (dos horas después del desayuno) y descalzos.
Como nuestro alumnado es menor de 17 años, este aparto muestra el porcentaje de grasa corporal pero no el de grasa visceral.
Se han anotado todos los valores en una hoja de cálculo para utilizar en distintas actividades del proyecto. Para interpretar los resultados se compararon con la tabla que trae la propia báscula y que lo clasifica en -bajo, -normal, -alto, o -muy alto.

Propuesta para el alumnado

El concepto de percentil no es fácil de introducir en el aula ya que al dividir la muestra en cien partes requiere un numero grande de datos para adquirir significado y habitualmente trabajamos con un número pequeño.

Como elemento previo al estudio de percentiles estudiamos los cuartiles, que no precisan tanta cantidad. Para ello tomamos los datos de una variable estadística numérica sencilla, por ejemplo el número del zapato, y hacemos que se coloquen en orden del resultado de menor a mayor. Luego dividimos la muestra en cuatro partes y seleccionamos al alumno que está colocado en las posiciones un cuarto, dos cuartos y tres cuartos, tal como se ve en la imagen. A partir de este sencillo ejercicio comprenden cuál es su situación en la muestra respecto a sus compañeros, cuántos están por debajo y cuántos por encima de ellos.
Ahora es el momento de comparar con una población mayor, ¿cómo sería mi número del zapato comparado con el de todos los niños gallegos de mi edad? ¿mayor? ¿menor?, ¿y con respecto a todos los niños españoles? ¿del mundo?. Para saberlo necesitamos tener tablas que nos digan qué número calzan los niños y niñas de doce años.

Situación de cada alumno para las variables peso, talla e IMC.

Esta actividad se ha realizado después de haber obtenido los datos de cada persona a partir de su peso en una báscula de impedancia (ver entrada correspondiente), todos los alumnos tienen estos valores.
Se entrega a cada uno una copia de las tablas correspondientes (peso, talla, IMC) a su sexo, y se le pide que localicen en ellas estas magnitudes.
Anotan el percentil que corresponde a cada una y evaluan la idoneidad del resultado teniendo en cuenta que un percentil de talla debe ir asociado a uno similar de peso, y que los valores de IMC son normales si están situados entre los percentiles 3 y 85.
En el caso de que los resultados no sean los adecuados se les pide que lo valoren con sus familias y en su próxima visita al pediatra para que contraste opiniones y posibles medidas a tomar si es preciso.