11/14/2016

Raciones y razones

Uno a Uno

En el estudio de las dietas, tanto de animales como de personas trabajamos con distintas magnitudes. Las más habituales son la energía y el peso del alimento o de sus nutrientes. La primera se mide en julios en el sistema internacional, pero para medir el valor energético de los alimentos se utilizan las calorías (cal) o un múltiplo de éstas, las kilocalorías (kcal o Cal con mayúsculas; más información en la entrada Ecuación y nutrición).
En cuanto al peso se mide en g o sus múltiplos y submúltiplos, (g, kg) dependiendo del elemento que estemos midiendo.
La tercera magnitud fundamental para controlar una dieta equilibrada es el tiempo. Conocer con qué frecuencia debemos tomar cada alimento marca la diferencia entre una alimentación saludable y otra que no lo es.

La ración es la cantidad de alimento que debe tomar una persona o animal durante una comida. Una porción es la parte de alimento que nos servimos. Podemos asociar una razón a la ración, si comparamos esta última con el tiempo, es decir ración:día, por ejemplo, una ración de patatas es una patata mediana de 200 gramos; si un adulto debe comer una ración al día la ratio sería 1:1.
Una observación importante a tener en cuenta es la edad de la persona para la que calculamos la ración y sus proporciones corporales, no es lo mismo un bebé, un adulto o una persona de la tercera edad.

Cinco a Uno

¿Cuánto es una ración de frutas o de verduras?. No es un cálculo sencillo, ya que su tamaño es variable y además se modifica considerablemente al cocinar.
En el documento 'Raciones de frutas y hortalizas en España' [1], publicado en 2010 por el Comité Científico de la Asociación "5 al Día" se toman estos valores:
  • Una ración de frutas frescas: 150 gramos en peso neto.
  • Una ración de hortalizas: 150 gramos en peso neto.
  • Conviene que los niños de 5 a 15 años superen los 500 gramos al día entre frutas y hortalizas.
Para adultos también se recomienda consumir 5:1, es decir cinco raciones diarias entre frutas y verduras.
Diferencias de tamaño tomando como referencia un calibrador de frutas

Ocho a uno

Según un artículo de El Correo Gallego [2], una buena hidratación ayuda a estudiar. Cuando una persona está hidratada, las células del cerebro cuentan con un mejor nivel de oxígeno en sangre que es clave para para mantenerlo alerta. Los expertos recomiendan que el desayuno incluya un buen nivel de líquidos y así alcanzar los 2 litros al día (agua+líquido de alimentos), repartidos, por ejemplo, en 8 vasos de agua, 8:1.
Algunas fórmulas matemáticas relacionan la cantidad de agua con el peso, por ejemplo, 35 ml por cada kg de peso. Otra fórmula nos indica que tomemos 1ml por cada kilocaloría gastada [3].

Un medio a Uno

Cuando hablamos de cinco raciones al día de fruta y verdura nos referimos a una población adulta y sana, y pensando en este segmento también se indica que una ración de frutas debe pesar 150 gramos o que un vaso tiene de capacidad 0,25 litros. Pero estos ratios o valores pueden variar si se trata de niños, adolescentes, deportistas o ancianos. Cada persona debe conocer sus valores ideales en función de su edad, la actividad física, sus parámetros corporales y su estado de salud. Todos estos factores complican la tarea de diseñar una dieta ideal pero podemos igualmente dar consejos generales que luego se ajustarán a casos particulares.
En el caso de personas en edad escolar la Xunta de Galicia ha publicado distintos documentos de apoyo para la elaboración de menús. Un ejemplo es la serie monográfia "Alimentación e nutrición na escola" que se puede consultar en esta web [4]
También el plan Xérmola (2014), antecesor del Xermolón al que pertenece este proyecto, tiene documentos de apoyo para menús escolares [6].

Ración de fresones: 7 unidades

Propuesta para el alumnado

Utilizando este documento para la toma de datos:
  1. Diseñar en equipo un menú semanal de frutas y verduras que contenga la cantidad diaria recomendada por la organización "Cinco al día" 5:1.
  2. Añadir al menú tomas de líquido. Verificar que suma la cantidad diaria necesaria recomendada en el artículo anterior, 8:1.
  3. Tomar los datos reales de consumo de agua, fruta y verdura al día durante una semana
  4. Comparar los datos personales con el diseño anterior, analizando si se están cumpliendo las recomendaciones 5:1 y 8:1.
Se utilizan dos copias del documento, una para la toma de datos personal y otra para el diseño semanal en equipo.

En una segunda propuesta analizaremos el menú del comedor del centro para ver si sigue las pautas recomendadas por los documentos de menús escolares.
[1] http://www.5aldia.org
[2] http://www.elcorreo.com/salud/vida-sana/20130620/hidratacion-estudiar-mejora-aprendizaje-201306190915-rc.html
[3] http://www.vitonica.com/dietas/cuanta-agua-necesito-beber-al-dia
[4] https://www.edu.xunta.es/ftpserver/portal/menu/indice.htm
[6] http://www.edu.xunta.gal/portal/sites/web/files/comedores.pdf